Control de tormenta

Este puede ser ejercido por la mayoría de los HECHICEROS y muchos otros USUARIOS MÁGICOS, pero incluso el más MALVADO de esto es remarcablemente convencional: los únicos tipos de TORMENTAS creados son de lluvia, granizo, nieve, polvo, hielo y vientos. Por supuesto, estas son útiles en su momento, pero ninguna Tormenta creada muestra la mitad de la inventiva de, digamos, Moisés. Prácticamente no se explotan las lluvias de ranas, duchas de sangre y Tormentas hechas de langostas.

Tomado de La ardua guía a la Tierra de la Fantasía, de Diana Wynne Jones. Traducido y comentado por José Alejandro Cantallops Vázquez.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: