Limyaael 288 Bildungsromans adultos

Autor: Limyaael

Traductor: José Alejandro Cantallops Vázquez

Pienso que ayuda que, a) he estado buscando hacer esta diatriba, y b) los libros de fantasía que más he disfrutado este último mes fueron ambos bildungsromans adultos. Uno, Memory and Dream, de Charles de Lint, que fue una relectura, y quizás mejor de lo que recordaba; el personaje del pasado adolescente se entretejía con los recuerdos de su vida adulta, y veía todos sus errores embarazosos en detalle antes de que pudiera arreglarlos. El segundo, The Autumn Castle, de Kim Wilkins, es maravilloso por las consecuencias que se estancan en la vida del personaje (a pesar a de lo que podría haber sido la típica Angustia por Padre Muerto), por la concepción diferente de las hadas alemanas(!), y por un retrato de lo que realmente sucede cuando los adultos actúan como niños mimados —o Mary Sues—en lo que el autor apropiadamente se refiere como el “Mundo Real.” Definitivamente estaré buscando más libros de Wilkins.

Si necesitas un recordatorio rápido de los que es un bildungsroman, aquí está la diatriba original que hice sobre ellos y aquí está la definición: Una novela cuyo tema principal es el desarrollo moral, psicológico e intelectual de un personaje generalmente joven.

1) Los adultos tendrán algunas experiencias que simplemente no deberían ser lanzadas a un lado.

Mientras que al principio de la historia, los protagonistas adolescentes pueden ser inocentes, ingenuos, no preocupados por el mundo exterior, sin prejuicios, apretados dentro de los espacios estrechos de sus almas, o todo lo anterior, va a ser difícil salirse con eso cuando tu héroe/heroína tiene veinticinco o treinta años — o más. Incluso si viven en un pueblo aislado en Fantasyland, sus edades significan que lo más probable es que hayan visto la enfermedad, la muerte, accidentes horripilantes, hambrunas y otras consecuencias de la vida dura, y ha sido incluida en la discusiones sobre ellas. Una mujer de veinticinco años o más en un medioambiente medieval probablemente tenga hijos propios, y conozca el dolor del nacimiento, se preocupe por ellos y el riesgo que corren sus vidas antes de llegar a la adultez. En un ambiente de ciudad, o en uno donde el protagonista va a estar involucrado activamente con un grupo secreto que está determinado a salvar el mundo, tendrán los ojos más abiertos. Eso no significa que esos adultos han experimentados todo lo que tu mundo tiene que ofrecer, o que no les puede quedar algo de inocencia. Pero en la mayoría de los mundos de fantasía, se requeriría una combinación muy especial de circunstancias —como un padre rico, un medioambiente completamente acolchado y nada de catástrofes— para producir un adulto que esencialmente todavía siga siendo un adolescente.

Así que, más que comenzar con un inocente, destruye esa inocencia, y construye sobre lo que queda, como es el patrón de muchos bildungsromans, el autor necesita trabajar con un adulto que es consciente de los errores, incluyendo los que ha cometido, del peligro, las catástrofes y las lecciones sobre el mundo que alguien más joven todavía necesitará aprender. Podría regresar y enfrentar los errores que cometió en el pasado y huir de ellos. Podría atravesar un cambio completo y descender dentro de profundidades desconocidas antes de ascender nuevamente. Puede encontrar algo nuevo, pero no devastador. Pero el autor, si establece un trasfondo adulto para el personaje, tiene que recordarlo y respetarlo. No lanzarlo por la ventana, como tienden a hacer muchos protagonistas adolescentes con las lecciones de su infancia.

Esto puede sonar como un desafío, pero pienso que es uno excitante. Cualquier cosa puede haberte sucedido en la vida de adulto —momentos de gran tragedia y diversión, sucesos que harán la trama más fácil, un conjunto de personalidad que hará que reaccione de maneras inconvenientes, heridas físicas que la dejarán llena de dolor. Que te darán una paleta de colores más grande para pintar de que la que tendrías si tu protagonista ha pasado catorce años haciendo básicamente lo mismo.

2) Hay temáticas de conexión con las que jugar.

Nada de protagonistas completamente solitarios que pasan su tiempo vagando de ciudad en ciudad y nunca hacen amigos debido a…

Realmente, no puedo pensar en una buena razón para eso. Un protagonista solitario que depende de la bondad de otros para obtener comida y refugio tendrá que tener conocidos amigables, sino amigo. Y a menos que sea incapaz de formar vínculos emocionales, entonces es posible que le coja afecto a las personas que lo diviertan, intrigan o entran en rivalidad con él. Realmente no hay ninguna razón para congelar a alguien, digamos, un suceso en su pasado y torturarlo haciendo que no tenga amigos. Para mí, esa es una señal de alguien con problemas psicológicos demasiado profundos para ser curados por cualquier cupón argumental que el autor haya pensado ofrecerle. /fin de la disgreción.

De cualquier manera, a menos que hayas pensado una razón realmente buena, muchos adultos en la fantasía van a ser parte de comunidades. Si están establecidos en un lugar, tendrán amigos, vecinos, conocidos, enemigos —rivales, rivales de negocios, chismosos que no le agradan— personas a las que le compran pescado y pan, quizás una esposa e hijos. Razones realmente buenas para regresar a casa, estas pueden convertirse en un caos cuando el autor quiere que el personaje vaya de aventura, y le da a alguien una verdadera razón para apresurarse a regresar. Un adulto que cambia su mentalidad o descubre verdades profundas sobre ellas, es divertido de ver.

Si el adulto ya vaga, entonces puede tener personas que conozca en cada pueblo o ciudad que ha atravesado. Si está trabajando para una Causa, entonces podría reunirse con espías, otras personas trabajando para la Causa, miembros de grupos secretos, etcétera. Tendría mucho más sentido alargar la trama involucrando un viejo enemigo, alguien que conoce traicionándolo repentinamente, etcétera.

Muchas novelas de fantasía centradas en adolescentes tienen la temática del protagonista escapando de alguna estructura que lo confina, parándose sobre sus propios pies, y luchando en contra de enemigos problemáticos o padres por el bien del Destino. Una fantasía centrada en un adulto puede estudiar que sucede cuando una persona, vinculada a otras, comienza a cambiar. Esto puede traer repercusiones, efectos dominó, reacciones y contrarreacciones violentas, e incluso renacimiento, si el adulto se libera y comienza a vivir por su cuenta. No hay nada mal con tener la independencia como una temática. Aunque, desde la perspectiva de una comunidad, los cambios que hace esa independencia no inundan los límites del alma de la persona y se detienen allí. Van a alterar a muchas más personas y relaciones. Estudiar esas personas y relaciones te darán una razón para profundizar los personajes secundarios y menores, y el mundo, así como también al protagonista.

3) Puede haber diferentes niveles de percepción.

Muchos bildungsromans “normales” manejan lecciones de vida impactantes como si fueran la fecha de caducidad de las cosas. Los protagonistas adolescentes podría aprender que las brujas “malvadas” perseguidas eran realmente las pacíficas, o amigos que el asumía que se preocupaban por el realmente no lo hacían, o que está bien usar la magia que siempre le dijeron que era malvada. Una vez dicho, generalmente lo convierten en una nueva lección de vida —algo sobre lo que me he quejado en una diatriba previa— y entra en un grupo de personas que lo apoyan, como las brujas, algunos amigos nuevos o magos como ellos. Y aunque puede obviar esto, algunas veces es hecho bien y es entretenido. Cuando el protagonista realmente no ha experimentado mucho sino un tipo de vida en un único lugar, las contradicciones más suaves pueden ser muy impactantes.

Sin embargo, con un adulto, las cosas pueden volverse más sutiles.  Seguramente, él o ella habrá aprendido algunos axiomas de su cultura, así que la mera repetición de ellos no cambiará nada. Sin embargo, el autor puede introducir:

  • Variaciones en las lecciones de vida (el protagonista podría darse cuenta repentinamente de lo que realmente que “el costo del verdadero amor es el sacrificio”).
  • Niveles más sutiles de revelaciones —las brujas ciertamente fueron perseguidas, pero no todo lo que aprendió previamente es mentira.
  • Revelaciones irónicas o crueles. El protagonista aprende algo, pero lo enajena de aquellos que ama mientras no le provee una comunidad de apoyo inmediata para que entre. Dado que los adultos a menudo tienen, creíblemente, mayor experiencia y habilidades de supervivencia, esta no sería automáticamente una sentencia de muerte de la manera en que sería para un adolescente ingenuo.

Digo que vayas por algo de sutileza, lecciones con varias capas, que apuestes por la complejidad ética. Los adolescentes, de manera creíble ven el mundo en negro y blanco, y el autor podría no ver otra manera para mostrar sus percepciones como absolutas. Sin embargo, con un adulto, hay muchas menos excusas para ese tipo de cosas, y por eso estoy alegre de ello.

4) Un adulto puede negociar con nuevas personas desde un nivel cercano de igual a igual.

Siempre rechino mis dientes cuando el protagonista, que ha sido secuestrado de su pueblo por un grupo de personas misteriosas y peligrosas, simplemente asiente ante cada cosa misteriosa o peligrosa que estas personas le dicen. La mayoría del tiempo, se mantiene silenciosa debido al miedo; la narrativa me asegura que es curiosa, con temperamento y lo suficientemente atrevida para no quedarse en silencio asombrada debido a alguien que usa una capa negra. Además, estas personas le dicen que la necesitan, que le explicarán todo —no solo, digamos, la profecía o la verdadera extensión de sus poderes secretos, debido a que esa sería información que ella necesita saber y que explota en contra de la intención del autor de alargar la “tensión” tanto como sea posible peligrosa.

Imagino que un adulto podría poner de pie un poco más firmemente, y si no pudiera, entonces el autor debería ser lo suficientemente gracioso para explicarme sobre su personalidad o las circunstancias que lo evitan. No hay diferencia de edad entre un espadachín de treinta y cinco año y una mujer de veinticinco años de la que hay entre el espadachín y una adolescente, así que la carta “¡Soy más viejo que tú, sé lo mejor que es para ti, estate quieto!” es menos probable que se use. El adulto también es probablemente más capaz de negociar y comprometerse que el adolescente, debido a que tiene más práctica. “Dices que me necesitas. No me voy a mover hasta que me digas por qué.” Y el adulto más a menudo tendrá su propia vida (ver punto 2); incluso si ha estado soñando despierto en el pasado sobre las aventuras, ella no va a lanzar a su esposo, sus hijos y su negocio de soplar vidrio por el hombro solo debido a que algunas personas misteriosas le dijeron que la necesitan para algún propósito igualmente misterioso y mal definido. Los aventureros tendrían que presentarle una condenada razón convincente para eso.

He escuchado antes que los adolescentes hacen mejores protagonistas de fantasía precisamente debido a que pueden escapar y no preocuparse por regresar, especialmente si son huérfanos o sus familias no se preocupan por ellos. Eso me impacta como una salida fácil. No tienes que escribir una historia de viaje, no tienes que escribir sobre un huérfano, y no tienes que escribir sobre alguien separado completamente del mundo. Y un adulto también ofrece la ventaja de alguien que puede ser más un participante en igualdad de condiciones en la aventura, no un dispositivo argumental que es llevado de sitio en sitio, de la manera en que los son los adolescentes Destinados.

5) Los adultos a menudo tienen más que perder.

Esta es otra razón por la que el adolescente puede lanzar sin pestañear toda su vida completa —debido a que su familia está muerta, sus tareas diarias lo aburren, no tiene una pasión que lo conduzca, y todos los que podrían haber sido sus amigos están celosos de ella— para abrazar los peligros alocados de salvar el mundo, me resulta menos que interesante. Las búsquedas de fantasía golpean el tambor del auto sacrificio muy fuerte. Si no hay nada más, el protagonista adolescente está en peligro de perder su vida debido a que las fuerzas del Señor Oscuro lo están cazando. Está también en peligro de perder…

Ah.

Ummm.

A ella no le importa nada de lo que deja atrás. No se preocupan por ella. Los “amigos” que la llevan fuera terminan queriendo entrenarla como un arma, o no pueden ayudarla (a menudos por razones artificiales) en la confrontación final; ella tiene que alzarse libre. El “verdadero amor” que descubre en el camino es mostrado, y tratado por el autor, como una pasión de adolescente, en algunos casos, basada explícitamente en las hormonas. ¿Cómo las personas en un mundo de fantasía con nivel de tecnología medieval saben sobre las hormonas? Y tampoco el verdadero amor está parándose a su lado en la confrontación final. Es solo ella y el Señor Oscuro.

¿Qué tiene que vale perder? ¿Por qué tiene que luchar?

Demasiado a menudo, es un ideal, no una persona. No lucha por su verdadero amor, sino por el Amor. No lucha por las personas que conoce, sino por Las Personas, una masa de individuos sin rostros, por los cuales, por supuesto, está muriendo noblemente incluso aunque la odian por su talento mágico y le lanzan piedras. No lucha por un dios que adora y en el que cree con pasión, sino por algún dios que la “escogió” y entonces le dio poca ayuda en el camino. Y, ya sea si es debido a la profecía o a la convicción adolescente de que son inmortales, realmente no cree que vaya a fallar o morir, disminuyendo para mi considerablemente el suspenso. Pienso que la ligereza de ser capaz de capaz de alejarse de todo lo que has conocido introduce una ligereza correspondiente dentro de la narrativa, y entonces, cuando el autor intenta soltar al protagonista dentro de un peligro lleno de sangre, los tonos chocan. ¿Por qué debería animar a alguien que puede alejarse de todo en un momento? ¿No podría hacer lo mismo con la confrontación final, si ha decidido que ya no le agrada?

¿Un adulto? Un adulto tiene más que perder. Amados, hijos, personas que ha conocido toda su vida, una pasión, vocación o trabajo al que le ha dedicado años, una religión que ha amado durante toda su vida. Ver punto 1, y punto 2. Podría estar resistiendo por su cuenta, pero eso no cambia su experiencia pasada o su conectividad, aunque podría lanzar sobre ellas una nueva luz. No solo ha luchado por la nueva vida que el autor le ha brindado al comienzo de la historia con una promesa de que sería mucho mejor que la vieja.

Y, pienso que sería incluso más interesante si las otras personas lucharan con ella. ¿Por qué no usar una trampa común para atrapar al Señor Oscuro o sus soldados invasores, una en la cual todo el condenado pueblo participa? Hubiera complementado el tema del sacrificio de ambos —probablemente algunas personas van a morir—y algunas personas como contrarios a los ideales que existen en la batalla, y no solo en el interior de la cabeza del protagonista.

La siguiente es la fantasía sin magia.

Un comentario sobre “Limyaael 288 Bildungsromans adultos

Agrega el tuyo

  1. Brillante como siempre, y esta es otra pala más de tierra sobre la tumba de los héroes adolescentes y de los caminos del héroe trillados de toda la vida. Los personajes adultos con trasfondo propio hacen aventuras realmente auténticas porque solo lograr una historia convincente para que deje toda una vida atrás ya es más que el argumento vago de «vamos a salvar el mundo porque el Dios Trakatamón te ha elegido chico.» Buena diatriba.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: