Arenas movedizas


Este es un peligro que puede suceder en cualquier lugar. Caer por error dentro de las Arenas movedizas cuenta como un INCIDENTE pequeño; generalmente no hay un HUMEDAL cerca. Básicamente, el terreno arenoso a tus pies resulta no tener fondo y todos comienzan a hundirse. La mayoría de las personas regresan a terreno firme, pero al menos un CABALLO (poniendo los ojos en blanco debido al frenesí (TOA)) y un Turista desafortunado se hundirán y tendrán que rescatados, ya sea a través de la fuerza del HOMBRE GRANDE o por todos tirando de cuerdas.

Tomado de La ardua guía a la Tierra de la Fantasía, de Diana Wynne Jones. Traducido y comentado por José Alejandro Cantallops Vázquez.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: