Guía completa a los subgéneros de la Fantasía

Por: José Alejandro Cantallops Vázquez

Aviso importante: No pretendo establecer ni definir subgéneros oficiales dentro de la Fantasía, sino usar la palabra para a través de novelas agrupadas por temáticas permitir que encuentres de una manera fácil las novelas que te gustan.

¿No te ha pasado que conoces a otra persona que dice que le gusta leer novelas de Fantasía y empiezan a cambiar nombres de novelas y resulta a que ella (él), le gusta Harry Potter y Dark Hunter, mientras que a ti te gusta Canción de Hielo y Fuego y El Señor de los Anillos? Las combinaciones de títulos pueden ser muchas, pero la verdad es que la mayoría de las veces no coinciden los títulos.

Una de los factores por lo que sucede esta confusión es porque la Fantasía es un género demasiado grande. No es cómo los policiacos, el realismo sucio o las novelas de aventuras, dónde basta con decir el nombre del género para que dos personas piensen en las mismas novelas. Este no es el caso de la Fantasía, cuyas temáticas pueden ser todas las que abarca el realismo y más allá y seguir siendo Fantasía.

Por eso, lo mejor y más recomendable, por lo menos desde mi punto de vista (no solo porque quiero que leas esta entrada), es que aprendas cuáles son los subgéneros de la Fantasía que te gustan. Son muchos y diversos, pero aumentará las posibilidades de cuándo le digas a alguien que te gusta la fantasía épica, encuentren muchos puntos en común. Además, creo que te servirá para identificar otros subgéneros que te pueden interesar.

En este artículo solo te contaré por derriba de que va el subgénero, pero te dejaré un enlace hacia el artículo completo que he escrito para cada uno. Así que espero que no solo salgas sabiendo mucho más sobre los subgéneros de la Fantasía, sino que también encuentres nuevas novelas que leer.

¿Cómo se clasifican los subgéneros de la Fantasía?

Creo que antes de adentrarnos más en el tema deberíamos conocer algunas definiciones básicas de lo que es un subgénero. Para usos de la Fantasía, un subgénero es:

Un grupo de novelas que están agrupadas en un mismo grupo debido a que comparten un argumento, ambientación o una temática común.

Esta definición permite que una novela de fantasía pueda, debido a los elementos que la conforma, estar dentro de distintos subgéneros. Lo cuál está bien, pero en este punto, lo principal es que un subgénero no está definido por la edad del público hacia el que está dirigido. Así que diferentes novelas de fantasía escritas tanto para adultos, cómo para niños pueden pertenecer al mismo subgénero. Un ejemplo de esto serían Narnia (C. S. Lewis) y El tapiz de Fionavar (Guy Gavriel Kay), que son novelas que pertenecen al subgénero de la fantasía de portales y que están dirigidas al público infantil y adulto respectivamente.

Cómo deberás estar pensando, la Fantasía es un género muy amplio y sus novelas están llenas de diferentes argumentos, temáticas y ambientaciones. Por tanto, no creo que te sorprenderá el que te diga que por lo menos yo he identificado cincuenta y cuatro subgéneros de la fantasía. Y con el tiempo seguirán surgiendo más, ya que cómo todo en la vida, la Fantasía está en constante evolución y nuevos autores escriben historias que no pueden ser encajadas en los viejos subgéneros e inventan los suyos propios.

Los seis subgéneros más populares de la Fantasía

Aunque la Fantasía, cómo te mencioné en la sección anterior, es muy grande y tiene más de cincuenta y cuatro subgéneros, el lector común apenas lee seis: fantasía épica, fantasía de portales, espada y brujería, fantasía urbana, alta fantasía y baja fantasía. Estos seis subgéneros son los más populares y por los que las grandes editoriales, que a final de cuentas son quiénes publican los libros, apuestan.

Dentro de estos subgéneros encontrarás todas las sagas populares que debes haber oído mencionar, cómo: Harry Potter, El señor de los Anillos, Canción de Hielo y Fuego, Los cazadores de Sombras, Narnia, Nacidos de la Bruma y La primera Ley. Por eso creo, que la mejor manera de comenzar esta guía es hablándoles sobre estos subgéneros.

Fantasía épica

La fantasía épica es en la actualidad uno de los mayores subgéneros, y el que la mayoría de los lectores consideran que es la Fantasía. Aquí se incluyen las sagas del Señor de los Anillos, La rueda del tiempo, Malaz: El libro de los caídos, Nacidos de la Bruma, entre otras novelas.

Todas las novelas de este subgénero se caracterizan por contar historias en las que un héroe o un grupo de personas deben salvar el mundo, un continente o un país. Los enemigos y desafíos a los que se enfrentan son inmensos, pero los héroes, tras una ardua lucha prevalecerán, salvando el día.

Un elemento básico de este subgénero de la fantasía es el arquetipo del viaje del héroe (incluir link a la guía completa sobre el viaje del héroe). Siendo los personajes más comunes, el héroe, el mentor, los compañeros del héroe, el interés amoroso del héroe (ya no una damisela en peligro) y el enemigo, quién normalmente es la representación del mal puro (Saurón, Lord Legislador o el Oscuro).

Leer entrada completa sobre fantasía épica

Fantasía de mundos entrecruzados

A este subgénero pertenecen las historias que dónde los protagonistas viven en nuestro mundo y llevan una vida ordinaria hasta que encuentran un portal (una puerta, una cueva, un armario, cualquier objeto), que los lleva a un mundo fantástico. Estoy seguro de que te acaba de pasar por la cabeza Narnia (C. S. Lewis), Thomas Covenant, el Incrédulo (Stephen R. Donaldson), El tapiz de Fionavar (Guy Gavriel Kay). Cualquier historia dónde los protagonistas viajan a un mundo mágico caen dentro de este subgénero.

Este subgénero de la fantasía tiene cómo mérito especial el que es al que pertenecen las primeras novelas del género, escritas por George McDonald. Aunque hoy en día está en decadencia, todavía es muy popular entre niños y de adolescentes.

El argumento de estas historias gira alrededor de sus héroes, quiénes la mayoría de las veces han sido llamados a estos mundos mágicos para tener aventuras y salvar este mundo. Aunque existe una versión más oscura de este subgénero representada por novelas cómo Thomas Covenant, el Incrédulo (Stephen R. Donaldson) y Los Magos (Lev Grossman).

Leer entrada completa sobre fantasía de portales

Espada y brujería

Este subgénero de la fantasía se ha mantenido cómo uno de los más populares desde su surgimiento en la década de 1930 en las revistas pulp americanas. Estoy seguro de que los nombres de Conan (Robert E. Howard), Fafhrd y el Ratonero Gris (Fritz Leiber) y Elric de Melniboné (Micheal Moorcock), te resultarán familiares. Y es que todos siempre hemos soñado con coger una espada y abrirnos paso con ella en el mundo, impartiendo nuestra justicia.

Aquí los personajes más típicos son los bárbaros, los ladrones y algunos magos. Quiénes viven en un mundo de baja tecnología y decadente, dónde no hay mucha magia y la ley del más fuerte prevalece. Aquí a diferencia de las historias del subgénero de la fantasía épica, dónde los protagonistas buscan hacer un bien mayor, los héroes de la espada y brujería simplemente quieren sobrevivir y beneficiarse ellos mismos.

Leer entrada completa de espada y brujería

Fantasía urbana

Imagina que tras el día a día del mundo ordinario exista otro mundo, un mundo de magia y sombras que coexiste con el nuestro y solo puede ser visitado por unos pocos elegidos. ¿Te suena de algo? Sí es así, entonces ya conoces cuál es la definición del subgénero de la fantasía urbana. Entre los principales libros de esta saga se encuentran: Harry Dresden (Jim Butcher), Bartimeo (Jonathan Stroud) y Harry Potter (J. K. Rowling).

Debido a que la promesa sobre la que se define este subgénero es muy difusa: la existencia de un mundo mágico secreto. Los argumentos de las novelas de este subgénero pueden variar tanto que existen subgéneros menores sobre los que hablaré más adelante.

Leer entrada completa de fantasía urbana

Alta fantasía

A diferencia de los subgéneros anteriores, este subgénero se define por la presencia del elemento que cuándo vemos en un libro saltamos enseguida y gritamos: ¡esto es magia! Y exactamente, eso es la alta fantasía, un subgénero dónde en todas sus novelas hay una grande cantidades de magia. Pateas una piedra y salen tres magos y un nigromante. Por lo general, la mayoría de las novelas de fantasía épica también pueden ser consideradas alta fantasía si la presencia de la magia es fuerte (La rueda del tiempo, Malaz).

Nuevamente, al igual que el subgénero, la varilla con que se definen las novelas de fantasía que pertenecen a el es demasiado amplia y no determina sus argumentos. Aunque, si hay una regla que es absoluta, y es que al ser la magia real, el mundo dónde se desarrolla no es el nuestro, sino uno secundario (cómo los llamaba Tolkien). Aquí las reglas de nuestro universo no se aplican, haciendo que la magia y otros portentos sean posible.

Leer entrada completa de alta fantasía

Baja Fantasía

La definición más rápida e imprecisa de este subgénero es que es todo lo contrario a la alta fantasía, su par opuesto. Pero esto es un acercamiento demasiado simple, la baja fantasía es más que el reflejo inverso de la alta fantasía y tiene sus propias características.

Primero, las novelas de este subgénero pueden pertenecer a cualquier otro subgénero, excepto a los que tengan grandes presencias de magia. Canción de Hielo y Fuego, escrita por Martin es el mejor ejemplo de este subgénero, esta es una novela que pertenece a la fantasía épica, pero que al mismo tiempo, debido a la poca magia que hay en este mundo secundario, también es baja fantasía.

Segundo, las historias se centran más en problemas sociales y los argumentos tienden a ser complejos, explorando las posibles sociedades humanas. Los argumentos románticos y capa y espada son los más comunes, mientras que los autores enfatizan en la naturaleza sombría y cruel de la humanidad.

Leer entrada completa de baja fantasía

Algunos subgéneros de la fantasía que no conocías y que deberías leer de inmediato

Ahora conoces los nombres de los subgéneros que más has leído si eres un lector ocasional de la Fantasía o no has podido profundizar demasiado debido a distintas razones. Pero cómo te decía al principio, los subgéneros de la Fantasía son muchos y sobre los que te hablaré ahora son subgéneros a los que las editoriales en español le han dado poca atención y sus autores no son tan populares.

Sin embargo, no por esto son menos buenos que los más populares, sino que incluso, varias de las novelas que los componen son mis favoritas. Mientras que los subgéneros anteriores mostraban una visión general del mundo y podían gustarle a casi todos, estos que te presento están definidos por un aspecto argumental o ambiental mucho más estrecho. Así que si llevas tiempo deseando encontrar novelas que vayan más y encajen con tus gustos particulares, quizás las encuentres aquí.

Fantasía militar

Sin duda, de todos los subgéneros de la fantasía, el subgénero de la fantasía militar es al que pertenecen la mayoría de mis sagas favoritas: Malaz; La Compañía Negra y The Powder Mages.  Este subgéneros no se centra en héroes, sino un grupos militares o mercenarios, que en conjunto funcionan cómo los personajes centrales de la historia y, generalmente, desempeñan un papel decisivo en el conflicto que luchan. Esto diferencia a las novelas que pertenecen al subgénero de las historias de fantasía épica, alta fantasía y baja fantasía dónde abunda la guerra dentro de sus argumentos.

Aunque a veces las novelas de fantasía de este subgénero pueden estar llenas de personajes tipo (especialmente las malas), no ocurre lo mismo con las buenas. En estas (las buenas), puedes disfrutar de una visión realistas de cómo funcionan los cuerpos de guerreros de élite y tener una visión de cómo funciona la guerra. Aunque claro, mucho de esto estará restringido a la experiencia personal del autor con los conflictos bélicos.

Leer entrada completa de fantasía militar

Fantasía grimdark

Aunque muchos leen Fantasía debido a que les da un escape a la realidad y les muestra lugares perfectos dónde la magia existe y los problemas no son tan graves ni desagradables cómo en nuestro mundo. Existe otro grupo, entre los que me incluyo, que queremos que los mundos de fantasía, sus personajes y argumentos sean más realistas, y nos muestren una realidad poco épica, cruel y llena de grises. Para nosotros existe el subgénero de la fantasía grimdark.

Los principales autores de este subgénero son Joe Abercrombie, Mark Lawrence y Steven Erikson. Estas novelas de fantasía tienen un parecido argumental con la fantasía épica, pero las cosas serán menos heroicas, los héroes mentirán y los malos tendrán buena parte de razón.

Leer entrada completa de fantasía grimdark

Fantasía épica realista

Sí has leído el Señor de los Anillos, la Rueda del Tiempo o La Espada de la Verdad y has pensado que las cosas no son tan fáciles: ¿de dónde sacan el dinero para mantener a los ejércitos del bien? ¿Si el villano es tan bueno gobernando el reino por qué la gente quiere derrocarlo? ¿Dónde consiguen los héroes esos caballos que no se cansan o logran dar todo un discurso con una herida en la garganta? Si es así, entonces definitivamente te encantará este subgénero, dónde sigues teniendo todos los actos épicos de la fantasía épica, pero serán más realistas y los autores se molestarán en explicarte cómo pueden lograrlos de manera plausibles.

Uno de los principales autores de este subgénero, es el más que conocido Brandon Sanderson y Brent Weeks (otro de mis autores favoritos). Prueba leer cualquiera de sus novelas (Nacidos de la Bruma o el Portador de la Luz, son mis principales recomendaciones), y te engancharás a leer todo el día. Este subgénero está ganando adeptos a medida que la Fantasía ha ido madurando y cada vez hay más lectores adultos.

Leer entrada completa de la fantasía épica realista

Fantasía de la pólvora

Este, sin duda, es uno de los mejores subgéneros que he leído: imagina que pasaría si mezclaras la magia con armas de fuego en mundos renacentistas e industriales, ¿genial, no? Bueno, por lo menos para mí lo es. Este subgénero lo descubrí cuándo comencé a leer en inglés y revisaba las listas de las novelas más populares para los americanos, las cuáles son, por mucho, muy distintas a las que he leído en español. Así que si no te molesta leer en inglés y deberías hacerlo (sino te convenzo lee mi artículo sobre por qué necesitas leer en inglés), este es un subgénero que definitivamente renovará lo que piensas que se podía hacer con la Fantasía.

En sus novelas, especialmente la trilogía The Powder Mage, de Brian McClellan y la saga de The Thousand Names, de Django Wexler, encontrarás dioses, magia y guerras dónde hechizos e impactos de artillería se entremezclan haciendo de las guerras más brutales de lo que ya son. Un subgénero emocionante y no apto para quiénes le gustan los argumentos más calmados, en pleno ascenso y con mucho potencial de convertirse en uno de los principales pilares del mercado de la Fantasía.

Leer entrada completa de la fantasía de la pólvora

Fantasía mítica

¿Te gustan las mitologías? Si es así, entonces este es el subgénero perfecto para ti, en este, la principal promesa es que los dioses y seres míticos siempre han existido, solo que viven en un mundo invisible para las personas normales. Sus novelas están llenas de magia y referencias históricas que se solapan con la realidad, mientras, la mayoría de las veces, los protagonistas salvan el mundo de peligros sobrenaturales.

Entre los principales autores de este subgénero se encuentra Neil Gaiman, con novelas cómo Dioses Americanos y Coraline, así cómo Rick Riordan, con su popular saga de Percy Jackson (realmente te recomiendo esta, es uno de los pocos libros para adolescentes que me ha gustado). Aunque, en algunos caso, el subgénero también puede abarcar las historias de dioses y mitos, pero no de nuestra tierra, sino de un mundo de fantasía por completo distinto. En este caso entrarían libros cómo el Silmarilion, de Tolkien y La marcha de sombras, de Tad Williams.

Leer entrada completa de fantasía mítica

Fantasía dracónica

¿Te apasionan los dragones y quieres leer historias dónde sean ellos y no los humanos los protagonistas? Entonces has encontrado el subgénero de la fantasía perfecto para ti. La fantasía dracónica es otro de esos subgéneros que apenas ha sido traducido al español, pero que en inglés tiene muchas novelas que abordan el tema de los dragones y su modo de vida, los seres que identifican por defecto a la fantasía.

Aunque las novelas más interesantes siguen sin traducir, parte de las más populares sin han sido traducidas a nuestro idioma y son un buen comienzo para adentrarte en el subgénero: Temerario, de Naomi Novik (imagina si los dragones hubieran existido en la Europa de Napoleón y este intentara conquistar con ella); Eragon, de Christopher Paolini (el argumento es clásico chico elegido que libera al reino del malo, pero los dragones tienen un papel fundamental en la saga y son más interesantes que sus contrapartes humanos) y Los jinetes de dragones Pern, de Anne McCaffrey (todo un clásico, mezclado con ciencia ficción y algo de viajes en el tiempo).

Leer entrada completa de fantasía dracónica

Fantasía dura

¿Nunca has querido saber exactamente cuáles son las reglas de la magia de esa novela de fantasía que tanto te gusta? Sí, porque crees que le da más realismo a la Fantasía. Siendo así, disfrutarás mucho con este subgénero, dónde predominan los sistemas de magia dura (cómo los llama Sanderson). Y no solo la magia tendrá reglas y una consistencia interna lógica, sino que todo lo fantástico en los mundos de esta novela puede ser tratado y analizado cómo una ciencia.

Sin dudas, una de las principales novelas de este subgénero es la saga del Asesino de Reyes, de Patrick Rothfuss, dónde Kvothe, el personaje principal, va a una universidad mágica consagrada a enseñar las distintas ciencias mágicas. En otras novelas similares, el enfoque de las tramas girará más alrededor de las vidas en las escuelas mágicas y los descubrimientos mágicos que sobre peleas. Aunque bien puede mezclarse con otros subgéneros cómo la fantasía militar, la fantasía de imperios y la fantasía épica realista para producir unos híbridos que tomarán lo mejor de cada subgénero.

Leer entrada completa de fantasía dura

Fantasía cómica

La Fantasía, a pesar de ser conocida en gran medida por sus argumentos épicos y de adolescentes que son elegidos para salvar el mundo, así cómo intrigas políticas, es también un campo muy fértil para el humor y la comedia. Este subgénero de la fantasía, la fantasía cómica, tiene cómo público objetivo aquellos fans del género que buscan divertirse con los tropos. Debido a esta condición básica, es de esperar que estas no sean novelas muy conocidas por los lectores que comienzan en el género.

Sin embargo, la fantasía cómica puede ir mucho más allá de la simple burla de los tropos de la fantasía cómo: el héroe, la princesa en peligro, los caballeros y los villanos locos y, en las manos de un escritor habilidoso cómo Terry Pratchett y Tom Holton, en grandes obras maestras. Este es un subgénero que definitivamente deberías leer si te gusta reírte y quieres seguir leyendo fantasía, mi recomendación especial es la saga de Mundodisco, de Terry Pratchett y Humoreus Fantasy, de Tom Holton (esta está por completo en inglés, pero merece la pena debido a la manera en que reinterpreta de manera cómica las leyendas universales, con un humor muy británico, eso sí).

Leer entrada completa de fantasía cómica

Fantasía de asesinos

¿Nunca has querido que esos misteriosos asesinos qué parecen capaces de todo en las novelas de fantasía sean los verdaderos protagonistas de los libros y no los héroes que los derrotan? Si es así, bienvenido a mi grupo de fans del subgénero de la fantasía de asesinos, uno de mis favoritos y que, nuevamente, apenas ha sido traducido al español. Las historias de este subgénero, cómo ya mencioné giran alrededor de la vida e imposibles encargos que se les hacen a estos hombres de las sombras y pueden llegar a ser muy emocionantes sin tener que salvar el mundo. Además, son personajes de moralidad gris y siempre te mostrarán los dos lados del conflicto que resuelven con sus puñaladas.

Mis recomendaciones de lectura si te animas a leer este subgénero son estas tres sagas: Vlad Taltos, de Steven Brust; el Ángel de la Noche, de Brent Weeks y el Vitádico, de Robin Hobb. Las dos primeras son novelas para un público adulto, llenas de mafia, prostitutas, luchas internas por el poder y asesinos que no son las máquinas perfectas de matar, pero hacen su trabajo jodidamente bien. Mientras que la última, Vitádico, de Robin Hobb, es más para un público adolescente y mezcla el ser un asesino con el deber hacia tu monarca.

Leer entrada completa de fantasía de asesinos

Fantasía arcanepunk

¿Y si la magia y la ciencia no fueran cosas opuestas? ¿Qué si pudieran convivir en armonía cómo ciencias y mezclarse entre sí, potenciarse…? ¿Enganchado? Entonces, bienvenido al subgénero de la fantasía arcanepunk, dónde la magia es parte del mundo, una fuerza más de la naturaleza y que no tiene nada que ver con los dioses. Aquí los practicantes de la magia y los científicos pueden mezclarse en una sola persona que es capaz de crear inmensos portentos.

Al igual que varios subgéneros anteriores, el grueso de las mejores obras de la fantasía arcanepunk se encuentran sin traducir. Pero de las novelas que puedes encontrar en español te recomiendo que empieces leyendo: La hija del dragón de hierro, de Michael Swanwick, Magia Inc., de Robert Heinlein y Bas-Lag, de China Miéville. Aunque la última novela encaja más en el subgénero del el sliptream o lo nuevo extraño, debido a que las tres novelas han sido escritos con unos cuántos años de separación podrás notar cómo ha ido evolucionando el subgénero.

Leer entrada completa de fantasía arcanepunk

Alta Fantasía histórica

En la primera sección de esta guía hablé sobre que era la alta fantasía, un subgénero dónde la magia es muy común en el mundo y las personas la asumen cómo algo normal. Sin embargo, las novelas de ese subgénero estaban ambientadas en otros mundos que no son los nuestros, pero y sí realmente en el mundo antiguo existieron los dioses y la magia era algo del día a día. Muchos autores viendo la inmensa posibilidad que esto ofrecía se han lanzado a escribir las novelas del subgénero de la alta fantasía histórica.

Debido a la gran cantidad de culturas que han existido a lo largo de la historia de la Humanidad y que los autores de este subgénero han tomado cómo inspiración, los temas de sus novelas varían grandemente. Sin embargo, estas pueden ser clasificadas en unos subgéneros menores de la fantasía:

Leer entrada completa de alta fantasía histórica

Fantasía artúrica

Sin dudas, uno de los principales periodos históricos-míticos con el que muchos autores de alta fantasía están obsesionados es la leyenda del rey Arturo y Camelot. En este subgénero, es común que los autores vuelvan a contar la historia del Rey Arturo, Merlín, los caballeros de la Mesa Redonda y el Santo Grial. Estas versiones pueden ser desde simple recuentos hasta interpretaciones completamente libres y sin otra ancla que los hombres originales.

Leer entrada completa de fantasía artúrica

Fantasía céltica

Aunque a veces se pueda solapar con el subgénero de la fantasía artúrica, las novelas de la fantasía céltica tienden a concentrarse más en el modo de vida del antiguo pueblo celta. Estás novelas, a su vez, pueden subdividirse a su vez, según las leyendas y costumbres de los distintos pueblos celtas en que los autores elijan inspirarse: galos, bretones o irlandeses.

Leer entrada completa de fantasía céltica

Fantasía cristiana

En este subgénero se asume que el poder del Dios de la religión cristiana se manifiesta de manera constante en el mundo real. Aunque por lo general no se ubica en el pasado, sino en el presente en forma de novelas que pueden abordar tanto la segunda llegada de Jesús, cómo del Apocalipsis.

Leer entrada completa de fantasía cristiana

Fantasía de la ruta de la seda

Este subgénero no ha sido traducido casi al español, pero hay muchos autores que encuentran inspiración en la ruta de la seda que salía desde China, recorría el Extremo Oriente y llegaba hasta Europa. Las historias de estas novelas están llenas con los mitos, dioses y magias de cada nación por las que pasaban las caravanas. Es un subgénero lleno de aventuras e ideal cómo forma de comenzar a conocer estos países.

Leer entrada completa de fantasía de la ruta de la seda

Fantasía del extraño oeste

Los americanos siempre han estado obsesionados con la conquista del Oeste y los vaqueros, así que no es de extrañar que algunos escritores de fantasía hayan decidido incorporarle la magia a esta fórmula. El subgénero de la fantasía del extraño oeste tiene un sabor interesante si te gusta este período histórico, pero por lo demás, está muy cerca de la fantasía mainstream cómo para gustarle a los puristas de la Fantasía.

Leer entrada completa de fantasía del extraño oeste

Fantasía medieval

Más del ochenta por ciento de la Fantasía que se ha escrito en todos los subgéneros se apoya de manera fuerte en una ambientación medieval. En este subgénero tiene novelas que en estado puro están llenas de clichés, pero que todavía, tras haberse escrito miles de novelas da frutos interesantes de leer.

Leer entrada completa de fantasía medieval

Fantasía prehistórica

El subgénero de la fantasía prehistórica roza la ciencia ficción, ya que la magia y la fantasía en este subgénero se encuentra en la presencia del hombre en el mundo prehistórico, coexistiendo dinosaurios y humanos en el mismo período histórico. Aunque también, en su variante más moderna, el subgénero aborda temas cómo la vida de los humanos primitivos y su interacción con los grandes mamíferos que existieron antes de la glaciación.

Leer entrada completa de fantasia prehistórica

Fantasía wuxia

El subgénero de la fantasía wuxia tiene su origen y esencia en la cultura china. En estas historias los protagonistas son grandes practicantes de las artes marciales que defenderán su sentido de la justicia y amistad, elementos fundamentales para los chinos. Además, si te gusta el período de la China imperial, disfrutarás leer novelas de fantasía ambientadas en esta época a la que los autores le han agregado un toque de magia y seres sobrenaturales.

Leer entrada completa de la fantasía wuxia

Subgénero de la fantasía alegórica

La fantasía, al igual que la ciencia ficción, es un género dónde el autor especula sobre cómo sería el mundo si se siguen algún tipo de reglas específicas. Pero, las obras no pueden perder por completo el contacto con nuestra realidad, debido a que los lectores deben encontrar puntos de contacto con ella. Sin embargo, a veces, los autores lo hacen de una manera más explícita, usando alegorías que representan problemas, situaciones o temas de la vida real. Bien hecho, en este subgénero apenas se notan las alegorías, Tolkien hablaba de que todas las grandes historias podían ser interpretadas como alegorías del mundo.

Sin embargo, siempre se puede ir al otro extremo y crear una novela de fantasía dónde todo su contenido sea una alegoría mal disimulada con la que el autor intenta explicar su posición respecto a ella. A este tipo de historias se les llama a menudo fantasía de mensaje y realmente pueden arruinar un buen libro.

Subgénero de la fantasía alegórica

Subgénero de la fantasía antropomórfica

¿Cansado de que los humanos sean los personajes principales? Si es así, entonces este subgénero de la fantasía te interesará, debido a que aborda las historias que pueden surgir de antropomorfizar (darle características humanas) a animales, objetos, conceptos e ideas. De esta manera los autores aprovechan para explicar de manera simplificada ideas y conflictos humanos. Sin embargo, la fantasía antropomórfica tiene suficiente de extraño para que aunque estos seres, ideas y conceptos tengan características humanas no se comporten exactamente como nosotros, dándonos la oportunidad de leer sobre lo que pudiera ser si…

Subgénero de la fantasía antropomórfica

Subgénero de la fantasía Bangsian

Aunque el nombre de este subgénero no sugiere de manera intuitiva de que tratan sus historias, es el subgénero de la fantasía que más se acerca a lo supernatural: el más allá, los fantasmas y la nigromancia. Además, es un subgénero que aprovecha la oportunidad para especular sobre qué hubiera pasado si distintos personajes históricos hubieran coincidido en el mismo lugar.

Aunque no existe una definición exacta del subgénero, todas las historias de la fantasía bangsian intentan responder de alguna manera la siguiente pregunta: Jo, estoy muerto, ¿ahora qué hago?

Subgénero de la fantasía Bangsian

Subgénero de la fantasía de la Tierra Moribunda

¿La Tierra morirá si nosotros morimos? No necesariamente, pero en este tipo de historias, dónde la ciencia ficción y la fantasía se mezclan, son más las veces que es la Humanidad quién enfrenta su fin, en tanto que el planeta agoniza o se recupera de un gran daño causado por, sorpresa, los humanos. Las historias de este subgénero (debido a que las novelas completas son un poco raras), son generalmente tristes y melancólicas, el mundo y la Humanidad está muriendo. Todo tiende hacia el caos, incluso las leyes de la naturaleza, haciendo que la ciencia ceda paso a la magia, coexistiendo al mismo tiempo o superándola. Afectando a los animales y otros seres vivos o mitológicos, que si no se han extinguido serán capaces del raciocinio o quizás, la magia.

Estas historias son una forma de mostrarnos las consecuencias de lo que hemos hecho y estamos haciendo con nuestro mundo: contaminándolo, destruyéndolo, explotándolo. A pesar de todo este ambiente depresivo y asfixiante, lleno de violencia y nigromantes, también podemos encontrar historias de amor, de compasión y esperanza (al menos una temporal). Mostrando, que incluso en ambiente tan adverso, podemos sacarle una buena cara.

Subgénero de la fantasía de la Tierra Moribunda

Subgénero de la fantasía de intriga cortesana

¿Estás cansado de las novelas de fantasía dónde las guerras del bien y el mal deciden el destino de la Humanidad? ¿Muy dramático para ti? Si la respuesta es un sí, como me sucede a menudo, hay buenas noticias y estas son el subgénero de la fantasía de intriga cortesana. En este tipo de historias la trama se centra en lo que sucede en la corte de los reinos e imperios de fantasía. Los personajes tienden a usar más su ingenio que la fuerza bruta para obtener lo que quieren (aunque puede haber uno que otro asesinato), pero los personajes confiarán más en poder lograr las cosas mediante conspiraciones e intrigas, que un buen autor puede hacernos vibrar de emoción cuando lleguen a su clímax.

Subgénero de la fantasía de intriga cortesana

Subgénero de la fantasía de espada y planetas

Surgido hace más de un siglo, el subgénero de la fantasía de espadas y planetas se consideraba ciencia ficción al principio. Sus historias se basaban en que un personaje o personajes humanos viajaban de alguna manera a otro planeta o eran invocados. Aquí, los alienígenas viven en sociedades que nos recuerdan bastante al esclavismo y al feudalismo, hay armas láser y algo de alta tecnología, pero la mayoría de los enfrentamientos se deciden con combates cuerpo a cuerpo o con un duelo de espadas. Como vez, es fácil saber porque este tipo de historias dejaron de clasificarse ciencia ficción y se convirtieron en fantasía cuando los avances tecnológicos y la exploración espacial demostró que la existencia de tales mundos y civilizaciones era imposible. El subgénero tiene un cierto encanto nostálgico, pero es perfecto si quieres variar por un rato tus lecturas.

Subgénero de la fantasía de espada y planetas

Subgénero de la fantasía colonial

¿Buscas novelas de fantasía que tengan un enfoque más social, que aprovechen las ambientaciones premodernas para estudiar sus conflictos? Si es así, entonces la fantasía colonial es un subgénero que te llamará la atención, debido a que, aunque las tramas principales de sus novelas no es la esclavitud ni la relación entre metrópoli en colonia, sí están en la ambientación.

Este subgénero aborda de una manera más realista cómo funcionan los procesos independentistas. Le muestran al lector, siempre y cuando el autor haya hecho un buen trabajo con su worldbuilding, como las personas de un pueblo conquistador adquieren una nueva identidad en las tierras que han conquistado y finalmente desean su libertad.

Subgénero de la fantasía colonial

Subgénero de la fantasía de lo nuevo extraño (sliptream)

En este subgénero de la fantasía vale todo. ¿Quieres que haya alienígenas? Bien, no hay problemas, metemos alienígenas en la trama ¿Viajes en el tiempo que se basan en magia inscrita en el ADN de una rana mutante? Eso también sirve, agreguémoslo a la novela, no importa, no tiene que tener sentido. En esencia, este subgénero de la fantasía empuja al límite la definición de la fantasía como el género de lo imposible y no se restringe a las convenciones clásicas del género.

Una novela sliptream busca que el lector se sienta extraño. A la vez emocionado con toda esa mezcla loca de elementos que el autor está lanzando y le muestra siguiendo una lógica que si logras captar te hará disfrutar de una obra completamente original.

Subgénero de la fantasía de nuevo extraño (sliptream)

Subgénero de la fantasía de la mayoría de edad

¿Quieres qué un amigo tuyo/hijo/ conocido que está entrando en la adolescencia se interese por la fantasía? Entonces, deberías intentar que lea uno de los libros de este subgénero. La fantasía de la mayoría de la edad aborda el tránsito de la adolescencia a la madurez de sus protagonistas. Aquí, el viaje del héroe está muy presente y tienden a tener un nivel bajo de realismo, pero con un enfoque fuerte en las relaciones y cambios físicos y mentales que sufren. De igual manera, puede ser una lectura ligera con la que alternar sagas más profundas y realistas.

Subgénero de la fantasía de la mayoría de edad

Subgénero de la fantasía de portales

Este subgénero se parece mucho al de la fantasía de mundos entrecruzados, pero se diferencia en que la entrada al otro mundo es fija y accesible, además de que pueden haber varias entradas al mismo mundo o a más de uno. Debido a esta estabilidad en los portales, que las personas de ambos mundos los crucen y comercien puede ser algo normal. Por lo que, aunque estas historias pueden tener un enfoque épico, no es la regla. Son el lugar perfecto para tener historias basadas en el comercio, la política y las relaciones entre la magia y la tecnología.

Subgénero de la fantasía de portales

Subgénero de la fantasía de recuento de leyendas

¿Alguna vez has pensado en cómo serían los cuentos de hadas si hubieran sucedido con más realismo, de otra forma, con poderes mágicas y mucha magia de por medio? Si es así o te atrae la idea, entonces te gustarán las novelas de este subgénero. Debido a que su premisa es el recuento de leyendas y cuentos de hadas, sus argumentos tienden a no ser muy originales. Aunque eso no significa que sean novelas aburridas, en manos de un buen autor, una novela de recuento de leyenda puede ser tan o más excitante que la leyenda original.

Subgénero de la fantasía de recuento de leyendas

Subgénero de la fantasía del extraño oeste

Este subgénero de la fantasía es muy fácil de definir: simplemente agrégale magia al viejo oeste americano y agita el argumento un poco. La verdad es que hay muy pocas novelas de este subgénero, debido a que apelan a un grupo muy específico de personas: a las que le gustan la fantasía y el western americano. Muchas veces, el resultado de esta mezcla puede parecerse demasiado al sliptream.

Subgénero de la fantasía del extraño oeste

Subgénero de la fantasía erótica

Desde el comienzo, la fantasía, especialmente la parte épica de esta ha adolecido de un romanticismo y puritanismo con respecto al sexo. Sin embargo, a partir de los años ochenta del siglo pasado, surge este género, cuando las novelas con un corte más erótico comenzaron a hacerse populares. En las novelas de este subgénero, lo erótico y el sexo juegan un papel fundamental en las relaciones entre los personajes, así como en la trama de las novelas, siendo, muchas veces un elemento clave.

Aunque algunas veces, lo erótico puede ser llevado al extremo y ser convertido en pura pornografía, no suele ser la mayoría de los casos. Sin embargo, si cabe destacar de que, aunque puede haber novelas de fantasía erótica con un corte épico, no son la mayoría. Además, existe una tendencia muy marcada a que este subgénero aparezca mezclado con la fantasía urbana, donde los amantes son muchas veces son seres sobrenaturales.

Subgénero de la fantasía erótica

Subgénero de la fantasía steampunk

Este subgénero, al igual que el de la fantasía de lo nuevo extraño, comparte tanto elementos de la fantasía como de la ciencia ficción. El steampunk muestra un mundo donde se ha perpetuado la época victoriana y las comodidades de las que disfrutamos hoy en día se logran gracias al vapor y no al petróleo. Aunque la tecnología predomina, existen espacios para que la magia también tenga su lugar en forma de seres mitológicos, demonios y magos. Pero, muchas veces sin alcanzar el conocimiento público o provocar grandes desastres.

Subgénero de la fantasía steampunk

Subgénero de la fantasía científica

La fantasía no está solo limitada a ambientaciones medievales o basadas en cualquier otro pueblo del pasado, también puede estar en el futuro. Y, en este subgénero, se mezcla con elementos de la ciencia ficción de una manera muy sutil, resolviendo algunas limitaciones físicas. La magia o sucesos fantásticos tienen una supuesta explicación científica, pero, como decía Arthur C. Clarke: “Cualquier tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia. Estas novelas pueden abarcar un espectro de argumentos tan amplio que a simple vista no tienen tropos ni clichés propios, sino los heredados de la ciencia ficción y la fantasía.

Subgénero de la fantasía científica

Subgénero de la fantasía costumbrista

¿Te has cansado de la agitación de la fantasía clásica y simplemente quieres disfrutar del leer cómo sería vivir en una sociedad fantástica? Entonces, con la fantasía costumbrista has encontrado el subgénero perfecto para ti. En estas novelas se combina la fantasía tradicional con la comedia costumbrista, en especial la británica. Los protagonistas no tienen que luchar contra demonios, señores oscuros ni magos locos o cualquier otro antagonista que no sean sus vecinos y sus compañeros de trabajo. Los protagonistas vivirán dentro de centros urbanos donde la magia puede estar integrada a la vida cotidiana y existe un alto nivel de sofisticación y costumbres. Una lectura tranquila y divertida con la que variar la lectura.

Subgénero de la fantasía costumbrista

Subgénero de la fantasía de aventuras

Este subgénero de la fantasía es uno de los más antiguos y tiene por objetivo entretener al lector y hacerlo pasar un buen rato, no ponerlo a pensar. En sus novelas, lo héroes siempre son valientes y buenos, las mujeres son amadas y siempre las rescatan y, por encima de todo, se valora la lealtad. Por tanto, los villanos serán malos, malos y, por tanto, los héroes siempre lucharán por lo correcto y a menudo representan cierta tendencia política.

Subgénero de la fantasía de aventuras

Subgénero de la fantasía de series

Este subgénero es para aquellos lectores que aman un mundo creado por algún autor de fantasía y quieren leer todas las historias que se escriban en él, tanto sí las creó el autor original u otro autor invitado, siempre y cuando respete los elementos del mundo. A diferencia de las sagas escritas por un solo autor, que como mucho pueden superar las cuarenta novelas (Mundodisco y Xanth), muchas de estas sagas superan el centenar de libros, publicándose varios al año. Sus temas varían mucho y dependen de que aspecto quiera explorar el autor. Por tanto, tendrás para cansarte de leer y responder todas las dudas que puedas tener de este mundo.

Subgénero de la fantasía de series

Subgénero de la fantasía de vampiros

Originalmente, las historias de vampiros pertenecen al género del horror, sin embargo, en las últimas décadas, sus historias se han hecho cada vez menos aterradoras y más de fantasía. Las historias que forman este subgénero de la fantasía abordan a los vampiros como inmortales y su interacción con los humanos. Muchas de estas novelas también pertenecen al subgénero de la fantasía urbana, debido a que los vampiros siempre han vivido con nosotros o, incluso, se les reconoce oficialmente por los gobiernos como en la saga de Anita Blake.

Subgénero de la fantasía de vampiros

Subgénero de la fantasía futurística

El futuro no pertenece completamente a la ciencia ficción, existen autores que lo han aprovechado para ambientar sus historias allí, combinando la magia con la tecnología (tecnomancia) o haciendo que la magia sustituya completamente a la tecnología (magitech). Este subgénero es difícil de definir y se mezcla con muchos personajes de la ciencia ficción, sin embargo, a diferencia de la fantasía científica, aquí la magia si es un elemento visible y aceptado por la sociedad.

Subgénero de la fantasía futurística

Subgénero de la fantasía Gaslamp

Imagina el steampunk sin los personajes marginales y la violencia, ¿ya? Pues ahí tienes la definición de la fantasía Gaslamp que aprovecha la ambientación del steampunk, pero que tiende más a la fantasía gótica. La esencia de este subgénero yace en la nostalgia hacia la época victoriana y su mezcla con la tecnología y magia, todas solapadas.

Subgénero de la fantasía Gaslamp

Subgénero de la fantasía mundana

La fantasía mundana es lo opuesto a todo los subgéneros que has visto hasta ahora, debido a que son historias que carecen de los elementos que distinguen a la fantasía clásica: magia, luchas del bien contra el mal y grandes héroes. Aquí la magia y los elementos fantásticos pierden su “fantasía” valga la redundancia, y son mostrado como sucesos y objetos racionales, muy comunes, mundanos. Estas novelas disfrutan de una ambientación moderna y pueden estar llenas de las antiguas mitologías que todavía siguen jugando un papel activo en el mundo.

Subgénero de la fantasía mundana

Subgénero de la fantasía oscura

Es difícil definir este subgénero, debido a que mezcla elementos del terror y lo gótico dentro de la fantasía y autores como Charles L. Grant y Karl Edward Wagner claman que sus obras pertenecen a este subgénero. Muchas veces las historias son contadas desde el punto de vista de los monstruos (que pueden ser humanos, Kane, de las obras de Karl Edward). Pero, sobre todo, lo que buscan los autores de este subgénero es crear una ambientación oscura dentro de la fantasía y traer el horror a sus historias.

Subgénero de la fantasía oscura

Subgénero de la fantasía paranormal

En este subgénero hay muy poca magia y lo fantástico reside en la presencia de elementos paranormales, pero el enfoque no es el terror, sino la aventura y el romance. Aquí los protagonistas a menudo tienen algún tipo de magia que les permite contactar y combatir contra estos seres sobrenaturales y al mismo tiempo ser una de las personas más populares e influyentes en las ciudades que viven.

Subgénero de la fantasía paranormal

Subgénero de la fantasía política

La mayoría de los lectores de fantasía le hacen rechazo a los políticos y esto se debe a que muchos autores los presentan como tontos, crueles y corruptos, peones del Señor Oscuro que deben ser derrotados. Sin embargo, esta es una exageración, los políticos son personajes grandiosos desde los cuales un escritor habilidoso puede mostrar el funcionamiento interno de una sociedad de fantasía. En tiempos de paz no hacen falta espadas ni hechizos para mantener el orden ni hacer avanzar el país, hacen falta político que sepan que hacer. Ese es el argumento de estos libros, donde los políticos buenos, son personas que tratan de hacer lo mejor por su país y evitar que otros políticos con los clásicos elementos de corrupción lleven al país o a la ruina. Esto no significa que los protagonistas sean almas puras incapaces de mentir, sobornar y ordenar asesinatos cuando haga falta. En estas historias no busques héroes perfectos, porque, a menudo, para hacer el bien, también hace falta mancharse las manos de vez en cuanto.

Subgénero de la fantasía política

 

27 comentarios sobre “Guía completa a los subgéneros de la Fantasía

Agrega el tuyo

  1. Para asentar una categoría clasificatoría (generos comerciales en este caso) es preciso que cada una este RESPALDADA con al menos un millar de títulos (en ingles, se sobreentiende pues al español solo se traduce una cuarta parte de ese mercado) no con 3 o 4; y que se SOSTENGA en el tiempo con al menos medio centenar de novedades anuales. Aparte de, obviamente, lograr cierta DISJUNCIÓN (si un titulo puede ir en varias categorias entoces es que están mal planteadas).

    Con eso en mente, hoy por hoy solo hay 3 subgéneros de fantasía: URBANA, ÉPICA y OSCURA, a las que se arrima la inevitable categoría de VARIOS (que hace de cajón de sastre donde recoger el 20% de la producción restante que no encaja en las otras).

    «Heroica», «espada y brujeria», «alta/baja» son sinónimos de EPICA (residuos de hace medio siglo cuando aún no estaba decidida al etiqueta). Y Epica también abarca (a modo de sub-sub-genero) a «Artúrica», «Histórica», «Mitológica», «Oriental» y otras.

    Lo dicho. Se puede conceptualizar cualquier cosa, e incluso adosarle una definición. Pero si no se tiene un mínimo de rigor acabas creando más confusión de la que había en aquello que se pretende ordenar.

    Me gusta

    1. Hola y gracias por el comentario corrigiendome. Muestras un gran conocimiento teórico sobre el establecimiento de subgéneros literarios. Aunque veo que he olvidado aclarar de manera explicita mi intensión con este articulo y que arregle ahora: no pretendo ni pretenderé establecer subgéneros oficiales. Los que presento son subgéneros informales agrupados alrededor de una temática común y que de esta manera dos lectores puedan sentarse y decirse me gusta la fantasía de asesinos que novelas me recomiendas.
      Atendiendo a la clasificación que das: Fantasía urbana, épica, oscura y varios. Estas personas serian incapaces de encontrar de manera rápida las novelas cuyas temáticas desean leer. Lo cual obviamente no es el objetivo con que cree este blog ni esta guía. Quiero que la gente llegue y encuentre que leer de acuerdo con sus gustos y no tener que pasarse horas revisando la biblioteca.
      De desear hacer un articulo realmente académico y teórico sobre los subgéneros de la fantasía empezaría con la definición que asumen John Clute y John Grant en The encyclopedia of Fantasy (Orbit Books, 1997), donde adoptan la dada por el critico del genero Brian Attebery (p. viii), donde dice que la fantasía es un «fuzzy set» o sea, un conjunto difuso cuyas partes se definen mediante sus novelas spotlights, dejando ver una parte pero no toda la complejidad del genero.
      Una visión algo simplista y que elimina casi de raíz la posibilidad de establecer subgéneros puros dentro de la Fantasía.
      Mientras que puedes apegarte a lo que dice Stephen E. Andrews en su introducción a 100 must-read fantasy novels (A&C Black, 2009). Donde define a la fantasía como el conjunto de novelas donde el autor no explica la forma en que se realizan los actos que violan la lógica de nuestro mundo (ni da explicaciones científicas que pudieran ser plausibles en algún momento, que es el caso de la ciencia ficción), ampliando de esta manera aun mas lo que entendemos como fantasía incluyendo parte de la literatura del horror y los romances planetarios que debido a la obsolescencia de la tecnología y demostración científica de la imposibilidad de la vida en todos los planetas se reclasifiquen como fantasía (Almuric (1939), de Robert E. Howard y la saga de John Carter (1911), de Burroughs). Aquí en lo concerniente a los subgéneros admite la existencia de la Alta fantasía, la espada y brujería, el steanpunk y el romance planetario (no como uno nativo, sino como una inclusión). Desestima a la épica como un subgénero porque en si, la épica, los temas oscuros y la ambientación urbana de las novelas no son mas que settings donde se puede ambientar cualquier tipo de historia.
      Aunque mas académicamente, Farah Mendlesohn plantea en su libro Rhetorics of Fantasy (Wesleyan University Press, 2008), que, dependiendo de como el autor introduzca el elemento de Fantasía en sus novelas estas pueden ser clasificadas en los subgéneros de: portal-quest Fantasy, inmersive fantasy, intrusion fantasy, liminal fantasy y the irregulars. Subgéneros a los cuales le dedica un capitulo de mas de 15,000 palabras, para sustentar su definición. Pero, ella misma aclara al comienzo de su libro que no pretende establecer subgéneros oficiales dentro de la fantasía.
      Ese es el aspecto teórico del asunto de los subgéneros y sobre el cual los verdaderos estudiosos del genero no se ponen de acuerdo. Y yo solamente trate de bajo el nombre de subgéneros de la fantasía agrupar novelas que se adecuan mas al gusto de los lectores.
      Respecto a la validación y vigencia de un subgénero mediante el conteo de las novelas publicadas es igual de inexacto y ampliamente discriminatorio, aplicable solo tras el éxito comercial de Shannara (1977), de Terry Brooks que demostró que la fantasía podía convertirse en un betseller y las compras de trilogías a autores por las editoriales se disparo. Siguiendo esa linea de razonamiento El señor de los anillos no puede considerarse como perteneciente al subgénero de la fantasía épica hasta los sesenta que es cuando realmente se vuelve un éxito comercial. Y porque ademas, fuera de los Inklings y otros autores europeos que son los únicos que publicaban novelas en esta época y menos de cincuenta al año. Por la parte americana desde 1930-1970 fue la edad de oro y plata de las revistas pulp y de la ciencia ficción. Siendo la fantasía denigrada como escapista e inferior a la ciencia ficción. Durante ese tiempo lo que se publico en su mayoría fue fantasía de espada y brujería en forma de cuentos en las revistas o novelas seccionadas para este formato, de manera rara como libros independientes. Estos cuentos se agrupaban en antologías que se creaban y vendían con el nombre de fantasía heroica, un mark-up, o etiqueta mas distintiva y que se asociaba con la fantasía épica para que los libros se pudieran vender sin que los lectores estuvieran prejuiciados por el origen pulp de las historias.
      Una pasada por el histograma histórico de publicaciones de la isfdb.org te mostrara este hecho.
      Nuevamente mis disculpas por no haber aclarado el hecho de que no pretendo crear ni definir subgéneros oficiales, sino simplemente crear una manera de agrupar por temáticas y hacer mas fácil que los lectores del blog encuentren de manera mas fácil lo que buscan.
      También me gustaría invitarte a si deseas compartir aquí reseñas, ensayos u otro tipo de material, solo tienes que decirlo.

      Me gusta

      1. Ya me parecía. Pues eso de entregarse a una «fiebre clasificatoria», apreciando todo tipo de detalles y elevándolos a categoría general, era una tarea de dudosa utilidad (solo válida para entornos académicos como tesina o seminario) y, sobre todo, una tarea INTERMINABLE pues a todo objeto complejo se le pueden apreciar cientos (miles) de matices.

        Con todo, insisto, no estaría de más re-pensarse un poco el enfoque… Empezando por el título (que, mediante google, me trajo aquí) uno mejor sería «ETIQUETAS DESCRIPTIVAS para la fantasía». El objetivo entonces sería reunir montones de «tags» con los que ir formando un glosario de la fantasía. A diferencia de los términos clasificatorios, ahora sí que conviene que sean COMBINABLES entre ellos. De tal manera que a cada título (sea novela, comic, cine, videojuego, etc) se lo pueda describir con al menos media docena de rasgos distintivos, que los sites interesados irian almacenando en sus bases de datos.

        Y así despues los usuarios podrían especificar lo que les interese. Por ejemplo, al poner la palabra «ZOMBIS» ya les saldría un listado de productos, que podrían seguir concretado más a base de añadir más palabras a la búsqueda, como «POST-APOCALITICO» e «INMINENTE», hasta reducir la lista a unos cuantos títulos… entre los que saldría «THE WALKING DEAD» (serie, comics y novelas). Y podrían seguir concretando más, añadiendo, por ejemplo, «VAMPIROS» con lo que ya quedarían poquitos títulos, como «VAN HELSING» (serie, parecida a TWD). Y en caso de que ya no saliera nada, el usuario habría de reducir sus exigencias quitando alguna palabra de la búsqueda.

        Para que tal «servicio» exista es preciso un buen GLOSARIO, repleto de términos relevantes y de significado muy muy muy evidente (que cualquiera pueda usar tanto para describir como para buscar productos), evitando lirísmos, neologismos o esoterismos que precisen de definiciones para entenderse.

        En resumen, las categorizaciones clasificatorias han de ser excluyentes entre ellas, mientras que (al contrario) las descriptivas es conveniente que se dejen combinar para así poder especificar más. Tu verás a que te dedicas. De momento tienes un pie puesto en cada barca.

        (Posdata: Ah, y a quien le interese una lectura «especializada» sobre subgeneros de fantasia, puede ir a ebiblioteca.org y buscar «MUNDOS DE FANTASÍA»)

        Me gusta

        1. Propones algo que si has trabajado en wordpress o en cualquier otro CMS, tardaria unas 300 o mas horas debido al nivel de trabajo que llevarian todas esas tags. Algo que por ahora no pienso hacer en el futuro cercano.
          Sin embargo, lo que me deja dudas es tu insistencia con este articulo que es el decimo en el ranking de Google para la keyword: subgeneros de la fantasia. He revisado y leido los otros y esos merecen una critica mas despiadada.
          Fuera de tu insistencia en la absoluta capacidad exclusiva de los subgeneros entre si. Aunque los que defiendo tienen un gran componente tematico, estoy comodo con su informalidad, asi que podes desecharlos con tranquilidad y seguir buscando otra bibliografia q se adecue a tus estandares. Es literatura, asi que no hay reglas absolutas.

          Me gusta

          1. No te quites mérito… «guia subgeneros fantasia» en google salen 2, tú de primero.

            En cuanto a lo de 300 horas, seguramente te quedas corto.

            Y en cuanto a distinguir entre clasificación y descripción, yo no pinto nada… lleva establecido miles de años antes de que yo naciera. Hasta ahora (la era digital) solo prevalecía la primera opción (generos = clasificación) que son los ESTANTES entre los que se reparten las novelas de una libreria, o de una biblioteca, o de una colección particular. Pero ahora, ordenadores mediante, las tags descriptivas pueden prestar MAS servicio…
            Por poner otro ejemplo… CALCULAR similitudes entre novelas (cuantas más tags compartan dos títulos, más semejantes son), y así los lectores podrían averiguar novelas parecidas a lo que acaban de leer. O también se puede montar una panorámica del mercado, una red de títulos cuyas conexiones indicarían la similitud, y así bastaría con optimizar las «distancias» y se obtendría un ordenamiento en racimos de títulos similares (dichos paquetes superarían en objetividad a los agrupamientos que montan los fans).

            Me gusta

          2. Wow, es que yo lo estaba buscando por subgeneros de la fantasía, que es la palabra clave por la que empecé a posicionarlo, que salga yo en los dos primeros resultados es más de lo que esperaba. Algo que solo había logrado con los posts de Limyaael.
            Digo 300, porque de las más de 500 novelas que tengo subidas, exceptuando las de Ciencia Ficción, he leido el 80%, el resto sería agrupar las novelas por sagas que llevarían tags comunes, excepto en sagas-mundo (Mundodisco, Xanth y Cosmere), que la mayoría de sus novelas tratan temas independientes.
            En cuanto a las tag, ese es un proyecto para cuando pueda hacer de este blog u otro que tengo en proyecto una pequeña biblioteca especializada en el género, con todo legal, ya que debido a las restricciones del bloqueo sobre Cuba y el tema de los derechos de autor, aqui no se puede hacer.
            Para eso se puede hacer un algoritmo de compatibilidad basado en las tags y comentarios de los lectores, nuevamente algo que tomaria tiempo, pero gracias por la idea, en esa no había pensado.
            Gracias por comentar.

            Me gusta

          3. N-logías y (verdaderas) sagas SÍ podrían compartir tags. Pero NO las colecciones, ni antologias, ni volumenes de series, ni novelas sueltas.

            En todo caso lo que propongo no es ponerse a etiquetar las novelas que hay. Sino preparar el glosario (la ONTOLOGÍA OWL, para más detalle) con el que se harían dichas descripciones.

            El trabajo de descripción de cada novela se deja en manos de los LECTORES. Hay que aprovechar que estamos en la web 2’0. Actualemte sites legales (como cyberdark) o piratas (como epublibre) permiten participar a los lectores con comentarios, que luego acompañan a la reseña en cada ficha. Lo ideal sería, aplicando dicho glosario, ofrecer además un menú descriptivo hecho de varias pestañas (tramas, personajes, ambientacion, sucesos, etc, en plan wiki) cada una desplegaría un buen lote de BOTONES-tag que pulsar (para que el lector no tenga ni que escribir), y así cada lector daría lo que crea una buena descripción de la novela.

            Cada aportación quedaría firmada con el nick del lector, y LUEGO (con lo datos que se van reuniendo) se elaboran DOS tipos de estadisticas: una para cada novela (una media PONDERADA de todas las descripciones), y otra para cada lector dándole más autoridad-peso (para dicha ponderación) cuanto más aportaciones haga y cuanto más atinadas sean (esto último se mide por consenso… cuantos más lectores coincidan con él, menos extravagante es su descripción y por tanto más peso va ganando). Así se minimizan los datos aportados por los despistados y los saboteadores.

            Pero la clave, repito, es partir de un buen glosario. Pues una vez se ponga la maquinaria en marcha, no hay vuelta atrás. No se le podría pedir a la gente que vuelva a re-describir las novelas usando otro nuevo «glosario más avanzado». El de salida ha de ser amplio, entendible (evidente) y a prueba de criticas (por haber sido cocinado a base de ir superando/satisfaciendo todo tipo de críticas).

            Me gusta

          4. Interesante lo que planteas de usar OWL, ayer no respondi porque no conocía el término ni lo que se podía hacer, aunque esta parte técnica no es mi fuerte veo las potencialidades a las que te refieres, aunque, creo que lamentablemente sería algo que no se puede implementar en esta plataforma, dónde son los administradores quiénes deciden que se puede instalar o no, para ni hablar de modificar ni instalar agentes inteligentes.
            Realmente sería útil implementar ese sistema que amplias, partiendo de la misma clasificación de los lectores se podrían crear las sugerencias de lecturas. Lo cuál aumentaría mucho más la forma en que las personas buscando lecturas similares podrían encontrarlas de manera efectiva, basado en la opinión de los demás. Aunque aquí, nuevamente, la plataforma cubana no deja implementar ese tipo de facilidades.
            El sistema de ponderación y prestigio lo he visto en Stackexchange, dónde de manera dinámica, tu reputación crece o decrece basada en la utilidad de las opiniones de las demás personas. Cómo dices, eso reduce la posibilidad de sabotaje o de lectores despistados.
            La concepción del glosario tomaria una sesión larga y amplia de recopilación de los términos y definiciones y par de pruebas antes de lanzar la versión definitiva y funcional.
            Gracias por la idea, lo tendré muy en cuenta para el futuro, cuándo las condiciones de la plataforma cambien o pueda adquirir un dominio propio.

            Me gusta

          5. De nada.

            Si te interesa… no te quedes atrás con el tema de las ontologías (y píllate el programa gratuito PROTEGÉ). En el ámbito anglosajón se ha desatado una «fiebre ontológica», haciendo glosarios OWL de todo. Les puedes poner copyright (como a cualquier libro) o dejarlos libres (aún así llevarán tu nobre, que será un referente).

            Hasta mas ver.

            Me gusta

  2. Muy interesante este post sobre los subgéneros de la fantasía, a veces leemos alguna saga o novela donde no sabemos bien como clasificarla y aquí haces un repaso bastante amplio sobre ello, me ha gustado mucho.

    Me gusta

        1. Unas cositas especiales, pero bueno, a última hora decidí ir a la habana ahora, y llego el dia 24, así que me hace falta que me dejes los libros definitivos que quieres que te lleve impresos.
          Saludos a los demás, ando apurado porque hoy apenas tengo tiempo y en cinco mins deben quitar la corriente.

          Me gusta

          1. Vienes este mes entonces, que bien!, pense que habias dejado lo de venir para cuando fuera el Behique, me debes una visita, jajajaja
            El imperio Final
            Mesias de Dune
            El nombre del Viento

            Me gusta

          2. Recibido y confirmo el precio de once cuc. Llego a la habana el dia 24, la mañana por la ahs, así que nos veremos por la tarde o la noche.

            Me gusta

          3. No, no lo creo, ya no puedo hacer visitas nocturnas, no por ahora, solo por el dia…recuerdas? quien salga de noche con un bebe a menos que sea una urgencia podria catalogarlo como un irresponsable!! jajaja

            Me gusta

          4. Por eso te decia que puedes venir cuando quieras, yo casi siempre estoy, ademas eso se coordina, y puedo hacer la visita pero no tan tarde, jijiji

            Me gusta

    1. Meg, gracias por mantenerte viniendo al blog y leyendo, se aprecia mucho, ya puse los links, es que ayer se me fue la corriente mientras hacia eso y no tuve hasta hoy.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: